De entrada, exponemos en esta propuesta nuestra opinión de que no debe cerrarse al tráfico  Marqués de Campo y, sin embargo, coincidimos con quienes opinan  que puede o debe ser peatonal, y todo porque la  contradicción entre una y otra posición es solo aparente, ya que defendemos que el cierre al tráfico y la peatonalización es ya una realidad, una conjugación, por cierto armoniosa,  que no ha comportado para nadie ningún problema.

Porqué, pues -preguntamos- quieren crearse posturas encontradas? o  decantarse solo para una u otra opinión ?

Rechazamos la encuesta por su mal planteamiento, pero en ningún caso la opinión de los encuestados que bien puede y debe armonizarse con la de quienes tienen criterio distinto.

Populares  Dénia propone evitar pública y políticamente la disyuntiva de que  Marqués de Campo sea solo peatonal o solo para el tráfico… Quiere evitar los extremos de que todo el centro sea para el peatón o para el tráfico rodado… Nuestro Partido quiere evitar que, socialmente, se creen grupos del sí o del no… porque no deben crearse problemas donde no los hay y sí deben armonizarse, porque se puede, la distinta opinión de todas las personas.

Si el equipo de gobierno se decanta por el cierre de Marqués de Campo -tal cual  pretende hacerlo- se arriesga muy mucho, pero no arriesga para sí, ya que, desgraciadamente, puede dejar en la nebulosa a los profesionales y empresarios del Centro de Dénia pero, también, a sus empleados, pues cerrar, tal cual quiere, Marqués de Campo puede imantar el declive de otras muchas calles como Magallanes, La Mar, Carlos Sentí, La Vía, Cándida Carbonell, Colón, Sandunga, Temple de Sant Telm, Vicent Andrés Estelles, Ramon y Cajal, etc. y ello porque el trazado urbano de Dénia sesgado  por la fortaleza del castillo y la ya peatonal calle de Diana constriñen el tráfico a las calles transversales de Carlos Sentí, Cándida Carbonell y Temple de Sant Telm y aunque parece bueno peatonalizar cascos antiguos por experiencia ajena, en el caso de Dénia no lo sería tanto porque el centro quedaría, aún más, sin una circunvalación natural próxima.

Pero hay otras razones para exponer ya que, cerrado Marqués de Campo, a donde conduce la circulación de Diana por Vicent Andrés Estellés cuando se llega a La Glorieta ?…Porque seguir la ruta desde la Avda. de Valencia y Oeste por Pare Pere hasta enjaularse en La Glorieta? … Qué va a ser de estas calles y adyacentes? Acaso negarlas, también al tráfico y anular sus aparcamientos?  Parece que con una intención mal calculada,  se quiere repudiar todo movimiento vehicular, que también sirve a las personas, en medio mapa de Dénia con lo que el resto quedaría como simples vías rápidas dentro del mismo casco urbano, lo que en nada ayuda a la seguridad, al medio ambiente ni a la dinamización económica.

Pero queremos profundizar más en defensa del colectivo social de todo el centro de Dénia, no solo de Marqués de Campo, y es que peatonalizar esta avenida, como quiere el Psoe Municipal y algún otro partido, puede tener el gravísimo contratiempo de condenar comercialmente también el Mercado Municipal, mercado que, por otra parte, coincidimos todos en dinamizar y, sin embargo, no se sopesa el incierto futuro al que puede verse abocado.

Verdad es que las zonas peatonales son, en muchos casos,  de interés y hasta rentables para la sociedad en general, pero entendemos que el conjunto peatonal de Loreto, La Vía, Ramon y Cajal (parte), Diana, Magallanes (parte), Puerto, La Mar (parte) Cop, Carreró de Morand, Explanada, San José, Cavallers,  Pça de l’Ajuntament y Marqués de Campo, tal cual está hoy concebido, es suficiente y no debe modificarse con nuevas y arriesgadas propuestas.

Romper el tráfico en la arteria de la principal Avenida de Dénia, puede condenar el movimiento circulatorio y el peatonal que éste genera no solo de Marqués de Campo sino el de toda esta gran  área del centro de  la Ciudad en la que se sitúan el Mercado Municipal, restaurantes, farmacias, bancos, abogados, laboratorios clínicos, herboristería, peluquerías, médicos, notarías, telefonía, gestorías, tiendas de ropa, deportes y complementos, heladerías, negocios especializados, clínicas dentales y oftalmológicas, chocolaterías, procuradores, inmobiliarias, Sala de espectáculos, asesorías, agencias de viajes, pastelerías, establecimientos de loterías y apuestas, joyerías, salón de juegos, relojerías, supermercado, taxis, ópticas, relojerías, agentes aseguradores, kioskos de la Once, negocios artesanos y tradicionales, etc…etc…

La medida, tal y como lo tiene prefijado el equipo de gobierno, carece de toda modulación para escuchar las opiniones ciudadanas favorables o contrarias al cierre absoluto de Marqués de Campo, pero que los cargos públicos tenemos la obligación de atender y armonizar, toda vez que, de cerrar al tráfico Marqués de Campo,  hay serio riesgo  de adormecer en todo o en parte la actividad presente  que genera y de ello el equipo de gobierno será responsable por su unilateral decisión tras la cual, es posible, que no pueda reconducirse una gravosa situación para los negocios y para sus empleados. Bastante hay con la universalidad de las compras por internet para que no se defienda a los diversos profesionales, al comercio local, a los autónomos  y al conjunto de sus puestos de trabajo.

El Partido Popular del Ayuntamiento solo quiere demandar al equipo de gobierno que atienda la opinión de los ciudadanos de Dénia reflejada en la encuesta, pero, igualmente, la de quienes han firmado que Marqués de Campo y todo el Centro adyacente siga con la normativa actual quedando la Avenida peatonal en las mimas fechas y horarios implantados desde hace años.

Decantarse para que Marqués de Campo sea siempre solo para el coche o solo para el peatón es un extremo innecesario que puede decantar a que el Centro de Dénia quede gravemente alterado con dudosas sinergias sociales contrarias   al número y calidad de los servicios que hoy se ofertan, contraria a la diversidad y cultura gastronómica existente y nada beneficiosa para la actividad de negocio y para los empleados.

El Grupo Popular del Ayuntamiento de Dénia sabe que los razonamientos anteriores pueden debatirse y contra-argumentarse, pero la obligación del gobernante y de la oposición no es entrar en rifirrafes de partido sino escuchar a todos los dianenses, a unos y a otros, por lo que Proponemosque no se adopten decisiones que pueden ser irreversibles para la sociedad dianense y quede como está la actual normativa mixta sobre Marqués de Campo, ya que en una buena parte del año existe sobrado espacio peatonal para las personas que lo demandan y el resto del año, cuando la afluencia es mayor, la Avda. Marqués de Campo ya es peatonal.

Isabel Gallego Serrano.

Concejal del Grupo Popular

Ajuntament de Dénia.