La pasada noche del viernes, madrugada del sábado algunos desaprensivos han intentado quemar las puertas del Convento de la Santísima Sangre en la calle Loreto. La rápida intervención de los bomberos y la policía permitió apagar el fuego si bien la alarma cundió entre las Hermanas Agustinas, sin que pasaran los daños a mayores