Una vez más el comienzo de la Festa Major de Dénia ha copado los medios informativos nacionales e incluso internacionales. Sí, nada que ver con los Sanfermines, porque ese día lo de menos son los toros como quedó demostrado de nuevo con apenas unos pocos corriendo delante de los animales y el resto ajenos totalmente a su paso. El colorido de las camisetas en las miles de personas que coparon la más emblemática de las calles dianenses no dejando apenas paso, dejó la estampa festera convertida en la más fotografiada. La mayoría de esas peñas, personas, participantes o no dieron a Dénia espectáculo, aunque no exento de algunas incidencias. Naturalmente atendidos por el abuso del alcohol y un ambiente a veces irrespirable por el número de “porros” que se consumieron y que llevaron a la Comisión de Fiestas a advertir que no tolerará que se repita esta situación que pudo devenir en la suspensión de la primera entrá de bous. Un infarto fulminante en un conocido bar de Baix la Mar, nada que ver con lo festivo, se podría añadir a la crónica apoyada por elocuentes imágenes que se acompañan.