Un incendio se produjo ayer en el edificio residencial Puerto Romano ubicado en la entrada desde el Puerto por Miguel Hernández. La humareda producida en una de las viviendas fue avistada por un niño quien fue el autor de la voz de alarma. Niños protagonistas de esta alarma que obligó a la Policía Local de Dénia a desalojar a todos los vecinos quienes volvieron a sus casas una vez los efectivos citados procedieron al enfriamiento de la zona afectada. Decimos niños porque al final se estableció como causa, el encendido eléctrico de un patinete.