¿Porqué no iba a estar Asun en la portada de un medio de comunicación?. O ¿porqué sólo estamos obligados a dedicar portadas a personajes relevantes?.

Al margen de que Asun fuese una seguidora incondicional de Montgoradio, de sus tertulias futboleras. porque era, no se olvide, una seguidora incondicional del CD Dénia, Asunción, era esa persona que no podía tener enemigos en ningún lugar.

Su carácter totalmente abierto, su sonrisa permanente, su principal tesoro: su libertad y ese trocito en el final de Les Rotes desde el que escrutaba las escenas de todo color bajo el azul del mar. Fuese una escena idílica que plasmaba en las redes sociales o fuese un muestra de indignación en tiempos de pandemia cuando observaba lo que no le gustaba. Y lo denunciaba sin ambages.

Frecuentaba las redes sociales en las que unía su perfil a frases como estas:

«para mí la libertad es todo lo que más valoro, soy un alma libre»

«algo que me aburre es los que van de víctimas cuando han sido verdugos»

«si me dan a escoger entre el amanecer y la puesta de sol, me quedo con ambos»

La música, eso sí, con un cigarro en la boca, quizá demasiados, con una cervecita en mano, piernas alargadas sobre una silla y siempre el mar delante, como ella misma aseguraba, devorando la paz. Como delante o detrás ha gozado de la amistad de tantas y tantas personas que envidiaban sus lecciones de bien y buen vivir.

En definitiva, Asun figura en esta portada porque se nos ha ido un pedacito de Les Rotes donde quedará para siempre su espíritu eternamente presente