Una Dénia más iluminada navideñamente hablando, presenta una mejor cara que en años precedentes, extendiendo la iluminación a otros barrios con sencillez pero al menos logrando que se hable de una mejor ambientación para estas fechas que vienen y que aunque no lo parezca, anima sin duda la tradición de las compras y regalos.

Además son días en que los establecimientos de hostelería y los locales de ocio cuelgan el cartel de completo debido a la proliferación de cenas y comidas de empresas y grupos lo que también advierte del peligroso consumo de alcohol.

Independientemente de ello el fin de semana se ha vestido de tragedia. En  la nacional a su paso por Gata, un accidente acaba con un muerto y varios heridos. Una motorista sufre un accidente grave en la carretera de Pego. Pero qué duda cabe que este 2019 en el sentido trágico sigue sumando fallecimientos de personas con las características de la juventud, ser conocidas y por enfermedades irreversibles. Los casos de Miguel Ibiza (51 años) de la empresa Ibrolux o Patricia Ballester (41 años) destacada fallera del Oeste. Es cierto que otras muchas personas quedan en el anonimato, pero es esta una referencia con conocidos que resalta la situación de este año en el que se han ido los Serradell, Balaguer, Serra y un largo etcétera, larguísimo.