El Hospital de Dénia ha tratado durante 2016 a más de 4.500 pacientes oncológicos, y se dispensaron más de 3.700 tratamientos.

El Dr. Joan Manel Gassent, Jefe del Servicio de Oncología del Hospital de Dénia, ha destacado la importancia de conmemorar el Día Mundial Contra el Cáncer, ya que “es la enfermedad más relevante y con más impacto psicosocial que te tenemos en la actualidad”.

En la Marina Alta los tumores más frecuentes son los de mama, seguidos por los de aparato digestivo, próstata y pulmón.

El Departamento de Salud de Dénia, es según el Dr. Gassent, “un departamento con equipos multidisciplinares muy bien dotados para el tratamiento del cáncer: cirujanos especializados, cirujanos plásticos muy implicados en el tratamiento del cáncer de mama o radiólogos intervencionistas que llevan a cabo técnicas muy innovadoras y disponibles en muy pocos centros”.

Quimioembolización:

La quimioembolización es una técnica que consiste en introducir, directamente en la arteria, un citostático quimioterápico que se utiliza para el tratamiento de los tumores malignos. Al mismo tiempo se libera una sustancia que produce la embolización o “taponamiento de la arteria”, lo que permite que el citoestático no se distribuya al torrente sanguíneo y actúe directamente sobre la lesión tumoral.

Comités Multidisciplinares:

El doctor Gassent también ha destacado el buen funcionamiento de los Comités Multidisciplinares encargados de evaluar, analizar y decidir sobre cada uno de los distintos tipos de tumores que se tratan en el Departamento de Salud de Dénia.

El diagnóstico precoz y adecuado del cáncer es vital para reducir la tasa de mortalidad. En este sentido, el doctor Gassent ha resaltado todo el trabajo que se está desarrollando desde el Servicio de Diagnóstico por Imagen, subrayando la importancia de tener un equipamiento tecnológico “de alto valor” gestionado por un equipo humano “de primera división”.

Asimismo, y tras calificar el trabajo que se hace desde Primaria como “excelente”, no ha querido olvidar la profesionalidad y dedicación de todo el personal de enfermería y del Hospital de Día, que comparte muchas horas con los pacientes de cáncer atendiéndolos y cuidándolos durante su enfermedad.