Después de un pequeño madrugón, se desplazaba el C.H.Xábia a celebrar su segundo partido de copa hasta Rojales a unos 150 km.

El equipo del Rojales, con numerosos jugadores, planteo un partido con gran intensidad tanto defensiva como en el ataque. La defensa del Xábia con gran coordinación  durante todo el primer tiempo logro para los ataques, muy físicos, por parte del balonmano de Rojales. Llegando al descanso con un 11-9 a favor de los locales.

El segundo tiempo se inició con gran movimientos y lanzamiento a gol por parte de los jugadores visitantes que dio un vuelco en el marcador adelantándose hasta los 14-.16.Esta intensidad en el juego dio lugar a numerosas  forcejeos en defensa que originaron  numerosos faltas máximas  durante el partido, más de 15.

Al final ,la superioridad del banquillo del  Rojales y un cierto cansancio por parte de los siete jugadores justos que desplazó el hándbol Xábia, dio lugar a un sufrido empate final a 24.