Sergio Benito como portavoz de Ciudadanos Dénia ha afirmado que es imposible que después de la sentencia del Supremo anulando el Régimen Urbanístico Transitorio se apruebe el Plan General con el que trabaja el ejecutivo actual. Benito observa que los plazos que ahora marca dicha anulación entretanto se consiga subsanar los defectos de forma que el Plan Transitorio presenta, alargarán toda posibilidad de aprobar la nueva Ordenación.
Sin embargo el ejecutivo considera que existen varias posibilidades pare evitar que el Plan General del 72 de infausto recuerdo, que ahora vuelve a estar vigente, pueda aplicarse a las licencias que pudieran haberse otorgado entonces. La más importante, las nuevas leyes que se han ido incorporando desde entonces y que obligarían a cualquier promotor a modificar sus licencias. Cabe otra posibilidad, instar a la Consellería a que apruebe un Plan de Mínimos nuevo, cosa muy remota. Todo ello porque la sentencia según se ha informado viene motivada por la falta de exposición pública del Transitorio ahora anulado. Grimalt ha afirmado que se seguirá trabajando en el nuevo Ordenamiento Urbanístico mientras que desde otros partidos se hacía referencia al Plan que no se aprobó y que motivó la ruptura del PP y de Centre Unficat. Consellería y Gobierno Municipal han echado las culpas al Partido Popular quien gobernaba entonces. Sea como fuere todo esto que va ocurriendo pone en evidencia a todos los gobiernos que ha tenido Dénia incapaces de en 45 años tener un Planeamiento Urbanístico legalizado.