En los últimos días se ha hecho eco de la situación de la licitación para la protectora de animales. APAD es la Protectora de Animales que lleva 25 años en Dénia gestionando el servicio de recogida de animales. Pues bien, tal como ocurrió en su día con el servicio de Playas y la Cruz Roja, el Concurso se ha adjudicado a otra empresa, la única que se presentó frente a APAD. El sistema de licitación obligado por ley decide fundamentalmente por el precio de la oferta y en este caso la protectora citada baremó por alto con lo que perdió la puntuación. Este sistema aunque es  totalmente legal hace primar la baremación económica sobre otros elementos y eso es lo que ha ocurrido.

Después que el concejal del ramo, Javier Scotto, justificara esta situación ahora es Gent de Dénia quien sale a hablar del tema:

En Gent de Dénia estamos muy preocupados por la adjudicación del servicio de recogida de animales. Hemos recopilado la información municipal sobre la licitación y nos hemos puesto en contacto con APAD, Asociación que tiene nuestro apoyo después de 25 años de realizar el servicio con gran responsabilidad, pues aparte de la buena gestión que realizan, procuran siempre el “sacrificio cero”.

La diferencia de puntuación en la calidad del servicio que refleja el acta de la Mesa de Contratación  sobre la licitación es totalmente favorable a APAD (37 puntos frente a 22) . Únicamente en el precio es donde existe una diferencia a favor de la empresa SEPROANIMAL S.L., alrededor del 5% del valor total de la puja.

Hemos consultado la ley 4/1994 de 8 de julio de la CV SOBRE PROTECCIÓN DE LOS ANIMALES DE COMPAÑÍA su Texto consolidado de 28 de diciembre de 2018  y observamos que en su Artículo 18, dice:

 “En la prestación de este servicio, los ayuntamientos, sin perjuicio de su responsabilidad en el cumplimiento de la normativa aplicable, podrán concertar la ejecución con entidades externas, dando prioridad a las asociaciones de protección y defensa de los animales legalmente constituidas que lo soliciten.”

Por ello entendemos que inicialmente no hubiera sido necesario el concurso público, se podría “concertar”  al tratarse de una Asociación y por otro lado APAD tendría prioridad sobre una empresa privada. En cualquier caso, podría caber la posibilidad considerarse desierto al no contemplar este precepto legal.

Así pués exigimos a los responsables municipales que se estudie a fondo el procedimiento con el fin de garantizar un servicio de calidad y a ser posible mantener la prioridad de la ASOCIACION PROTECTORA DE ANIMALES DE DÉNIA.