fue inaugurada la instalación deportiva “Trinquet de Pilota Grossa” del Ayuntamiento de Ondara, tras las obras de reforma integral de esta infraestructura que ha impulsado y ejecutado el propio consistorio. El “Trinquet de Pilota Grossa” es conocido popularmente como “trinquetet” o “minitrinquet”, y está ubicado al lado del Trinquet Municipal. La inauguración contó con la presencia del Alcalde de Ondara, José Ramiro; la Concejala de Deportes, Mar Chesa; miembros de la corporación municipal; el vicepresidente de Fedpival, Vicent Molines, el coordinador de la Escola Municipal de Pilota, Juanma Garrido; aficionados a la pilota en general, así como también contó con la presencia de Victor Agulló y Josep María Congost, (autores del estudio sobre pilota grossa en el que se habla del trinquet de Ondara), quienes explicaron los detalles y características de esta modalidad de pilota valenciana, tanto de la instalación en la que se juega como del juego en sí, que tiene similitudes tanto con la galotxa como con las llargues.

El Alcalde de Ondara, José Ramiro, destacó que cuando se planteó la reforma en 2017, se decidió dar a este espacio más juego, y por ello “se ha tratado de habilitar este trinquetet para el máximo número de modalidades”. Al ser del año 1872, en este minitrinquet se jugaba antiguamente a la modalidad de pilota grossa. Así, se ha habilitado para esta práctica, pero también, al lucir la pared y marcar las líneas, se puede jugar al rebote, galotxetes, iniciación al raspall, etc. Según confirmó el Alcalde, el coste de la intervención ha sido de 15.000 euros, a cargo del presupuesto municipal del Ayuntamiento de Ondara, y las obras (que comenzaron en noviembre de 2017) han sido ejecutadas por la propia brigada municipal. Los trabajos han consistido en la demolición de las partes de los muros que estaban en mal estado; su reconstrucción, y la pintura del minitrinquet, así como la instalación de una tela metálica lateral, de una cubierta de policarbonato y de iluminación.

Por su parte, la Concejala de Deportes, Mar Chesa, indicó que con esta intervención en esta instalación deportiva “se pretende dar calidad al juego de la pilota”, recalcando que “en Ondara tenemos una escuela de pilota muy consolidada, y esta reforma era una demanda; primero fue la rehabilitación del trinquet grande en 2015, y ahora este minitrinquet, lo que permitirá seguir practicando este deporte en las mejores condiciones posibles”. Cabe destacar que reforma del “minitrinquet” había sido solicitada por la Escuela Municipal de Pilota, dado que se trata de una instalación a la que se otorga mucho uso por parte de los pilotaris de la escuela.

Según se menciona en el estudio conjunto sobre la “pilota grossa” y sus trinquets realizado por el sociólogo Victor Agulló y por el arquitecto Josep María Congost, el trinquet de “pilota grossa” de Ondara es uno de los más antiguos de toda la Comunitat Valenciana en los que se practicaba esta modalidad de juego, que actualmente sólo se practica en dos trinquets: el de Parcent y el de Abdet (que data de 1772). Ahora, con las obras de reforma, se ha conseguido dotar al trinquetet de Ondara de las características adecuadas para jugar a “pilota grossa” (cuerda, rallas, sella, mola, etc), si bien su principal uso seguirá siendo para jugar al rebote, como hasta ahora.

Victor Agulló, en su intervención, agradeció al IECMA el premio al proyecto realizado sobre pilota grossa, y al Ayuntamiento su apoyo al deporte y la recuperación de este recinto deportivo “de los más antiguos de toda España”. Explicó que “los grandes pilotaris de la historia de la Marina, se formaron en trinquet de pilota grossa”, y que la modalidad de pilota grossa “es un deporte para todos”; además, calificó de “acierto” que tras la reforma realizada se pueda jugar a varias modalidades en el trinquetet. Josep María Congost, por su parte, realizó una explicación a nivel arquitectónico sobre cómo se construían los trinquets de pilota grossa, y también de las características de juego, como la mola, la sella o las rayas, indicando que la “pilota grossa” pesaba entre 100 y 150 gramos, y estaba hecha de trapos enrollados y piel cosida.

Tras la inauguración, se realizó una partida de exhibición de “pilota grossa” a cargo del Club de Pilota de Parcent, y los aficionados presentes pudieron practicar para conocer mejor esta modalidad.