El Jefe de Servicio de Planeamiento, Proyectos y Obras del Ministerio de Fomento, Jesús Redondo, ha confirmado al Ayuntamiento de Ondara que Fomento ha iniciado el marcaje de las obras para dar una solución al problema de seguridad vial surgido tras la reciente eliminación del acceso desde la CV-725 (desde el este, viniendo de Dénia) hacia el sur (en dirección Alicante, Pedreguer, Gata, Xàbia…), con la retirada del peaje de la AP-7.

El Alcalde, José Ramiro, y el Concejal de Servicios, Pere Picornell, han mantenido un encuentro con el responsable de Fomento, Jesús Redondo, en el que éste les ha confirmado que se ha iniciado la ejecución de la única solución que es viable, y que consiste en la realización del ramal que falta para que los vehículos que vengan desde el este (Dénia) puedan ir hacia el sur (dirección Pedreguer – Alicante) . Se trata de una decisión que es viable tanto técnica como económicamente, y que consistirá en crear la cuarta “hoja” que faltaría en el cruce de carreteras que se forma en ese lugar; de manera que, viniendo desde Dénia, en lo que anteriormente era la entrada al peaje, se crearía un ramal hacia la derecha, girando por encima de los terrenos municipales que están en la zona posterior del parque comercial (por detrás del Fosters Hollywood), para incorporarse a la N-332 en dirección a Alicante. Hoy han realizado la visita a los terrenos en donde se ejecutarán las obras. Desde Fomento se pedirá por registro de entrada al Ayuntamiento de Ondara la cesión de dichos terrenos (que son municipales y están clasificados como zona verde), aunque ya se ha iniciado el marcaje de la obra por la necesidad urgente de dar una solución al problema. El Ayuntamiento de Ondara, según han avanzado José Ramiro y Pere Picornell, cederá los terrenos con el fin de que las obras comiencen en breve. Durante el pleno ordinario de julio está previsto que se trate este tema para que se apruebe la cesión lo más pronto posible.

Según ha confirmado el Jefe de Servicio de Planeamiento, el Ministerio ya ha dado el visto bueno a este proyecto y las obras serán ejecutadas como obras de emergencia, corriendo a cargo de los costes el Ministerio de Fomento. Se solucionará así definitivamente el problema surgido en el mes de mayo con la retirada del peaje de la AP-7.