Todas las piezas que engranan en la responsabilidad de la vuelta al cole, han llegado a un acuerdo tras ser convocados por el conseller de educación Vicent Marzá.

La entrada en las aulas se podrá hacer de forma escalonada a criterio de los centros entre el 7 y el 11 de septiembre.

En cuanto a las principales medidas de seguridad, se ha insistido en la protección: mascarillas, tanto para profesores como para alumnos a partir de los seis años, toma de temperatura mejor antes de salir de casa, y lo más complicado para algunos centros, la reducción de las ratios, si bien algunos colegios han habilitado y lo siguen haciendo para adaptar otros espacios con el fin de guardar la distancia interpersonal de un metro y medio.

Todo será como en una cadena, comenzando en el autobús, aunque se recomienda que los padres lleven a los niños al colegio, el lavado de manos, la entrada escalonada y por los lugares señalados para ello. Incluso se habilitará un espacio Covid por si fuera neecesario un aislamiento.