Esta vez las tornas se inclinaron para el Dénia Fútsal. Con su afición inquebrantable animándole logró imponerse al Las Palmas-La Unión por un ajustado 5 a 4. Pero lo importante era ganar. Con una final de infarto esta vez no hubo relax en la intensidad y ello fue la clave para un partido que empezó como siempre fiel al guión. Un 2-0 con goles de Tent y Juanjo. De nuevo ahí se detuvo un tanto la concentración y los visitantes empataron el partido. Vino el 3-2 y el empate para ir al descanso. Se presumía una segunda parte de infarto y así fue. Peor se pusieron las cosas con el gol visitante de salida al que echó freno con su gol Curro. Esta vez Toni Tent daría la vuelta a una situación repetitiva y el triunfo seguramente va a ser importante para el futuro a la espera del transfer de Agustín Cuel el pibe recién fichado de la primera mendocina.