Las redes sociales debatían el día de Navidad y posteriores, el aspecto que Dénia presentaba un día tan señalado. Un estado lamentable allá donde hubiese contenedores.

El Ayuntamiento dianense, había difundido a través de todos los medios informativos, el recuerdo de que la noche buena no habría recogida de basuras como todos los años. Pero uno más y parece por las imágenes difundidas incluso por el mismo alcalde, que este año la cosa ha sido peor.

Hay quien aboga por poner más contenedores y atribuye la causa del «espectáculo» vergonzante a ese detalle. Pero es obvio que el incivismo gana por goleada. La basura desbordó los contenedores y se acumuló junto a ellos dando una imagen del con junto de la ciudad verdaderamente triste. Y además depositadas fuera de horario como evidentemente se comprobó por otros muchos vecinos que incrementaban el saldo de los calificativos por ese proceder.

Esta fue la reflexión del propio alcalde Vicent Grimalt en las redes sociales:

«La noche del 24 al 25 de diciembre no hay servicio de recogida de residuos, de ningún tipo. De toda la vida… Por lo tanto:
 No vale quedarse la basura en casa y sacar cartones, plásticos y botellas.
 No vale no bajar la basura de noche y a las 8 de la mañana sacarla en batín.
 No vale tampoco adelantar la hora de sacar la basura y a las 5 de la tarde del día de Navidad, tener las calles que dan miedo.
 En Nochevieja, tampoco. De toda la vida también. A ver si empezamos el año mejor.
 Un poco de civismo, solidaridad, respeto y aprecio por el lugar donde vivimos».
Y ahora queda el día 31, la Noche Vieja. ¿Qué ocurrirá?. Nos gustaría equivocarnos.