Este próximo jueves, el Consell, tras la reunión interdepartamental, hará públicas algunas medidas que conduzcan a la desescalada habida cuenta del descenso en el número de contagios. Tras la formación de una mesa de diálogo con hosteleros y empresarios, este martes, se cerrarán los acuerdos que parecen haber encontrado en la citada mesa.

Todo indica que en el caso de la hostelería, se va a permitir, finalizado el plazo que el Consell dio, uno de marzo, los bares, restaurantes y establecimientos de ocio, abran sus terrazas únicamente en el exterior sin poder consumir en el interior de los locales. Incluso se habla de seis personas por mesas. Igualmente el horario quedaría restringido de entrada hasta las seis de la tarde. Pero los empresarios quieren que se alargue el horario hasta el toque de queda.

Conviene recordar que el gremio, había recogido centenares de denuncias, ante lo que consideraban un agravio comparativo respecto a otras comunidades en los que los bares permanecían abiertos. Incluso en el País Vasco con la intervención de un juez. También los hosteleros castellonenses llevaron al alto tribunal valenciano, un recurso siguiendo la estela de aquella decisión.

La medida tropieza, aunque satisfactoria para gran parte del sector, con aquellos locales en los que es imposible montar terrazas al aire libre.

Este lunes, el President de la Generalitat, eso sí, ha advertido de que no habrá una desescalada muy amplia y que se mantendrán muchas de las restricciones, entre ellas, el cierre perimetral de la Comunitat y seguramente también el toque de queda a las diez de la noche.