Aprovechando la bonanza de estos días, se han multiplicado las personas que tratan de llegar a las costas españolas en patera. Dos de ellas han alcanzado el litoral de la Marina Alta. En total han sido 82 migrantes que han llegado en siete pateras a las costas alicantinas, en una de ellas un niño de tan sólo dos años sin padre ni madre. Las de la comarca, una de ellas llegaba a  Calpe a primera hora de la mañana del jueves con 17 inmigrantes a bordo que fueron «detenidos» mientras que entrada la tarde ocurría lo mismo en Calpe en este caso con 12 personas a bordo.