Desde la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de El Verger se ha apostado por una acción artística performativa urbana a manos de la artista Vero McClain con motivo del 25N, Día Internacional de la Violencia de Género. A través de carteles como el de «Preciós, jo a dieta i tú amb eixe tros de xurro» retratan lo desagradable de los requiebros sexistas.
Según ha explicado la artista, el “piropo” es una calificación física y estética subjetiva que transforma el cuerpo receptor en una cosa (“bonita” en el mejor de los casos, pero en su mayoría cargada de contenido sexual).
“Piropear” es una acción ejercida sin permiso y sin consenso de contenido, que transforma a quien lo recibe en objeto de libre uso sobre el que se puede opinar lo que se quiera, cuando se quiera y como se quiera.
Según el informe “Inseguras en las Calles” de la ONG Plan Internacional, la primera vez que una mujer recibe un “piropo” es en su adolescencia (entre los 12 y los 14 años), la primera vez que un hombre “piropea” es a los 15 años, 1 de cada 4 niñas ha experimentado el acoso callejero a los 12 años (se han sentido intimidadas por las palabras y acciones irrespetuosas de desconocidos en el espacio público), el 80% de las adolescentes y menores de 30 años afirman haber sufrido acoso verbal callejero, el cual el 90% de las mujeres a los 19 años ya lo han sufrido y el 33% de los casos anteriores se han producido en los propios centros educativos.
Con esta iniciativa, es decir, piropos al revés lanzados por las mujeres, el Ayuntamiento de El Verger demuestra que los piropos son de muy mal gusto y cumple con su objetivo retratar lo incómodos que son los piropos y cómo le llegan a quienes los tienen que aguantar.
Respuesta Partido Popular
Esto ha tenido rápida contestación por parte del Partido Popular de El Verger. Los populares aseguran que ya han recibido quejas de los vecinos de la localidad, entre ellos padres de niños que no les parece bien que sus hijos aprendan ese tipo de expresiones y, mucho menos, que las reproduzcan.
Desde el Partido Popular insisten en que ellos siempre apoyarán las campañas contra la Violencia de Género pero no coinciden en que estas sean las formas, puesto que es muy desagradable pasear por el pueblo leyendo ese tipo de mensajes.