Los hosteleros de la Comunitat Valenciana deberán esperar hasta el 2 de marzo para abrir sus negocios.

Después del intento de plante por los empresarios de Castellón, estos recurrieron el cierre de bares y restaurantes ante el Tribunal Superior de Justicia tal como hizo el País Vasco y si bien aquí el juez dio la razón a los recurrentes autorizando la apertura, el citado tribunal valenciano se ha pronunciado en contra. De este modo, los afectados en la Comunitat, deberán esperar a que acaben las restricciones el próximo 1 de marzo y con ello, cómo será la desescalada que en estos momentos se debate en una mesa de negociación con el Consell.