El puente, que por cierto a ojo de buen cubero, ha sido bueno, sin descuidar, a la hora de hacer balances y valoraciones, que son los residentes de segunda vivienda, los que nos dan el cómputo principal de la ocupación. Lo son porque conocen el terreno y son los hosteleros de mayor poder de captación, los que llenan previa reserva. Esa es una pista sin duda. Pero los puentes y festivos son días que lamentablemente enmascaran noticias de primer orden que pueden pasar desapercibidas. Y una de ellas es el camino hacia la autonomía del Puerto, abierto desde una enmienda de Ciudadanos, que se ha adelantado, presentando en Les Corts una enmienda apoyada por el PSPV y Compromís. Y si bien la primera iniciativa partió desde el ejecutivo dianense, fue la formación naranja con Toni Woodward, diputado en Corts quien consiguió elevar esa enmienda a los Presupuestos de 2019.

Será el día 20 cuando se vote la enmienda, que ha sorprendido quizá porque fuera el concejal de Cs en el consistorio quien se opuso a la autonomía portuaria por temor a la manipulación que se pudiera hacer camino de una privatización.

Hablando de cifras, si hoy recibe la ciudad unos 70.000 euros de la Generalitat, esta cantidad podría llegar a más un millón y medio de euros. Si esto es viable para el Consell es porque seguirá siendo quien domine todos los movimientos que una vez constituído el Organo Portuario, se produzcan.

El quid de la cuestión es precisamente, ese, quienes formarán ese órgano autónomo. Porque el Concejal de Hacienda Paco Roselló insiste una y otra vez en que la ciudadanía estará debidamente representada, Pero no se entiende demasiado cómo ha llegado a la opinión pública el cómo se repartirán las competencias. Sí el dinero, porque no es una consecución local, es que la Generalitat ya anunció en su día que repartiría una cantidad procedente de sus ingresos en cada Puerto de su competencia en un 40 por ciento, de ahí el cálculo del más de millón y medio de euros que nos tocaría. Sobre todo, para el análisis final es el porcentaje de autonomía que nos toca: 51 por ciento, para la Institución Supramunicipal y sólo el 9% para la Local. Queda un 40 por ciento. Ahí está el quid de la cuestión.

Finalmente a la ciudadanía hay que decirle que no se trata de cambiar las cosas. Que el Puerto quedará como está y que los operadores que al fin y al cabo son los que pagan y emplean de momento, no se han pronunciado más allá del “off the Record”