En el pleno del pasado jueves 29 de agosto se aprobó el requisito lingüístico para el acceso a la función pública. Dicho requisito será incorporado en al RPT del 2020 y empezará a exigirse en las bases de los procesos selectivos que se aprueben por Junta de Gobierno Local a partir del 1 de julio de 2020.

El Partido Popular ya justificó en el pasado pleno que no estaba de acuerdo con que dicho requisito fuera excluyente en lugar de ser un mérito, como ha ocurrido hasta ahora.

También explicó, en su turno de intervención, la defensa de nuestra lengua, el valenciano, como seña de identidad, pero nunca para crear discriminación por razón de la lengua.

En dicha intervención la portavoz de los populares en Denia, Maria Mut, justificó por qué encuentran la aprobación de dicho requisito contraria a derecho. Estos son algunos de los motivos que expuso en ese momento:

1.- La exigencia y la aprobación plenaria de dicho requisito vulnera la doctrina constitucional sobre la cooficialidad de las lenguas oficiales y la paridad y el equilibrio que debe existir entre las mismas.

2.- Dicha aprobación vulnera el principio de legalidad y jerarquía normativa al excederse del ámbito de la Ley del Uso y Enseñanza del Valenciano y es contraria a la Constitución Española.

3.- La exigencia de este requisito supone la violación de los principios de gradualidad y voluntariedad, y, por tanto, es contraria a derecho.

Son estos los motivos , y muchos otros, por los que, una vez consultados los servicios jurídicos del partido y una vez estudiado el tema a fondo por los mismos, los populares de Denia van a presentar un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal correspondiente en contra de la aprobación plenaria de dicho requisito.