El Partido Popular ha comparecido en una rueda de prensa  para dar a conocer que presentará una moción para que las obras públicas en todo el término municipal se suspendan durante los meses de julio y agosto.

Los populares consideran que el turismo es uno de los principales motores económicos de la Comunitat Valenciana y, en especial, de Dénia, al ser capital de la Marina Alta y ciudad no solo turística sino creativa de la gastronomía y reconocida por la UNESCO, conocida nacional e internacionalmente, por lo que se llega a triplicar la población activa de la ciudad durante estos dos meses.

La temporada estival, han añadido los populares, es la principal fuente de ingresos de Dénia fundamentalmente por el sector servicios por lo que se pueden ver fuertemente afectados por las obras.

Es por ello y en base de todas las quejas vecinales y de comerciantes que se han visto perjudicados que se han visto en la necesidad de presentar al próximo pleno que se paralicen las obras no iniciadas o recién iniciadas durante los meses de julio y agosto para que no se resista más la economía del sector servicios de la ciudad.

Posteriormente, proponen comunicar al Consell de la Generalitat Valenciana, la decisión tomada por el Pleno de la Corporación Municipal.

A la pregunta de si esto seria factible o no, la concejala ,Pepa Sivera, ha asegurado que “es totalmente factible, porque hasta el 2019 se pueden ejecutar los proyectos del Plan Confianza”.