El Observatori Marina Alta acaba de publicar en su web
http://www.observatorimarinaalta.org los últimos datos sobre la tasa de paro
existente en nuestra comarca, detallados a nivel municipal y desagregados por
género, edad y sector de actividad.
Como bien es sabido, la evolución del mercado laboral es un indicador clave en el
comportamiento competitivo de una región dada su coyuntura global y local. La
tasa de desempleo es sinónimo de alarma económica y social pues se puede
considerar un indicador del bienestar de las familias, pudiendo influir en el
comportamiento de los mercados.
Atendiendo al sector del mercado laboral a nivel comarcal se observa que la tasa
de paro ha disminuido en los últimos tres años. Si nos fijamos en el último
trimestre del 2018 esta bajada es de 2 puntos porcentuales para la Marina Alta
respecto al mismo trimestre en el 2017 y de 4 puntos respecto a 2016.
A nivel de la Comunidad Valenciana, existe una disminución de la tasa de paro
que sigue una tendencia de bajada lineal suavizada, mientras que en la Marina
Alta este descenso es cíclico, con acentuadas bajadas y subidas de dicha tasa.
Esto nos muestra un claro indicador de la temporalidad del mercado de trabajo en
la comarca, registrando las menores tasas de desempleo en el segundo y tercer
trimestre que coincide con el periodo vacacional estival, donde se aumentan las
contrataciones.
Esta tendencia viene eminentemente provocada por la dinámica laboral de los
municipios de la zona costa donde se registra el mayor volumen económico
debido al flujo de turistas y visitantes durante sus vacaciones, con el consiguiente
incremento de la empleabilidad.
Si cruzamos la tasa de paro por variables demográficas, existe desigualdad en las
oportunidades laborales según género, pues la tasa de paro de las mujeres se
eleva hasta el 18,46% mientras que en los hombres se queda en el 13,07%. En
cuanto a la tasa de paro por grupos de edad, son los grupos de mayor edad y de
menor edad los más vulnerables en la búsqueda de contratación laboral, pues
encontramos tasas de paro entorno al 18% para ambos grupos (<24 y >44 años) y
un 13,6% en el grupo de edad intermedio (25 a 44 años).

Por sector de actividad, se reconoce el elevado peso que tiene el sector servicios
en la comarca, puesto que el 80% de los demandantes de empleo son de este
sector, un claro indicador de la alta temporalidad asociada al sector. Le sigue muy
de lejos el sector de la construcción, un 16,5% están dados de alta como
demandantes del sector.
A nivel municipal existe un descenso de la tasa de paro anual respecto al año
anterior. En este 2018 se ha producido un incremento del empleo a excepción de
los municipios: La Vall d’Ebo, La Vall de Laguar, Poble Nou de Benitatxell y
Benimeli donde la tasa de paro ha aumentado –mínimamente- respecto al año
anterior.