Tras cinco años esperando una respuesta para la edificación del nuevo Colegio de Educación Raquel Payà parece que ya se va viendo la luz, puesto que en el próximo pleno se tratará la cesión de las competencias de obra a la Conselleria y la cesión económica al Ayuntamiento de Dénia, último proceso que servirá para sacar las obras a concurso.

El director del centro, Miquel Ivars, ha confesado que están muy contentos de haber participado en este proyecto. El nuevo edificio será ubicado dónde están actualmente los viveros municipales y podría ser una realidad a mediados del curso 2021/2022.

Tal y como ha mencionado Ivars, el centro estará formado por una única planta y será dividido en 10 aulas, con equipamientos para hostelería y los diferentes talleres que se imparten en el Raquel Payà. Además, habrá cambiadores para el higiene personal del alumnado y contará con todas las seguridades laborales y espacios amplios y versátiles.

Unas obras que darán luz a un nuevo centro para personas con diversidad funcional que ahora se encuentran en un edificio de alrededor 33 años y que no cumple con todas las necesidades. De esta forma, el edificio antiguo podría destinarse para la Escuela Oficial de Idiomas o incluso para la Policía Local de Dénia.