El Departamento de Salud de Dénia-DSD- ha celebrado hoy su III Jornada de Vacunascon el objetivo de concienciara la población sobre la importancia de disponer de una alta tasa de vacunación.

La presentación de la jornada ha corrido a cargo del Director Gerente del DSD, Luis Carretero; el Director del Centro de Salud Pública de Dénia, Pascual Martí; el Director Asistencial del DSD, Juan Cardonay el Director de Cuidados y Servicios del DSD, Alfredo Moreno.

El encuentro se ha desarrollado en torno a dos mesas redondasen las que se han abordado los mitos, barreras y erroresargumentales de los movimientos anti-vacunas. También se han trazado las estrategias a seguir en la vacuna del sarampióno el calendario vacunal de la población adolescente.

En la primera mesa “Mitos y barreras de la vacunación”han participado la Médico de Salud Pública de Dénia, María Gironés; el facultativo de la Zona Básica de Pego, Ricardo Murilloy la Pediatra del Hospital de Dénia, Alicia Berghezan. Ésta última ha desgranado un decálogo de argumentos sin evidencia científicasobre los que se sustentan las principales corrientes anti-vacunamás influyentes en la actualidad en el mundo Occidental.

Por su parte el Dr. Murillo ha subrayado la importancia de la vacunación, que “junto a la cloración del aguay el lavado de manosson los hitos que han provocado una verdadera revolución en las últimas décadas en el panorama sanitario mundial de las enfermedades transmisibles y prevenibles”.

Durante la jornada los expertos han destacado la seguridad que ofrecen en la actualidad las vacunas, ya que además de pasar por infinidad de controles, cada día exponen en menor medida al organismo, a la vez que incremetan la respuesta inmune durante más tiempo.

La vacunología inversa: el top de la vacunación

Según la Dra. Berghezanen la actualidad se están desarrollando técnicas muy depuradas que consisten en secuenciar el propio ADN del individuo para identificar las zonas con mayor riesgo potencial de que generen enfermedad. De esta forma se sintetizan proteínas idénticasque son las que se utilizan como antígeno, en lugar de las vacunas convencionales.

La segunda mesa de la jornada, que ha versado sobre las “estrategias de vacunación”, ha participado el Jefe de Pediatría del DSD, Josep Mut; el Jefe de Medicina Preventiva del DSD, Antonio Valdivia; el Jefe del Servicio de Pediatría del Hospital General Universitario de Alicante, Javier González de Dios; la Supervisora del Medicina Preventiva del DSD, Teresa Pratsy la Enfermera de Salud Pública, Mª José Orozco.

40.000 casos de sarampión en Europa

El Dr. Valdivia ha alertado de la importancia de elevar la tasa de vacunación poblacionalpara proteger a los más inmunodeprimidos, generalmente enfermos crónicos, ancianos y niños. Según el  Jefe de Medicina Preventiva del DSD “en Europase han registrado este año 40.000 casos de sarampión, una enfermedad ya erradicada y que ha provocado hasta 37 muertesen tan solo unos meses. Los países donde se ha extendido la pandemia con mayor virulencia han sido Francia, Italia y Rumania. Para poder proteger a los grupos más vulnerableses necesario conseguir tasas de vacunación cercanas al 95% de la población”.

Los expertos hoy reunidos han hecho un llamamiento a la población de la Marina Alta para aumentar los niveles de vacunación, especialmente en la del Virus del Papiloma, que registra una de las tasas más bajas de la Comunidad Valenciana.

También ha alertado de la sombraque existe en la vacunación del adolescente, ya que es una población poco frecuentadora de los servicios sanitarios. En este sentido hay que recordar a los progenitores que entre los 11-18 añoshay que administrar, además de la del virus del Papilomapara las jóvenes a los 12; también la del tétanos, difteria y tosferina y  la antimeningocócica.

El gran reto de la vacunación, la resistencia antibiótica

Según el Dr. Ricardo Murillo uno de los principales problemas sanitarios con los que se va a enfrentar la población mundial en las próximas décadas es la resistencia a los antibióticos, ya que no habrá antibióticos efectivos contra muchas bacterias. En la desaceleración de esa resistencia, las vacunas tienen un gran papel que jugar.