La Sala cuidArtdel Hospital de Déniaacoge desde el pasado sábado y hasta el 15 de octubrela exposición de la Fundación FontillesEnfermedades desatendidas. Mujeres y niñas olvidadas”.En ella también colabora la Consellería de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperaciónde la Generalitat Valenciana.

La muestra, que ya ha pasado por el Palau Ducal de Gandia, la Casa de Cultura de Petrer y el propio sanatorio de Fontilles en el municipio de la Vall de Laguar (la Marina Alta, Alicante), recorrerá después otros municipios de la geografía valenciana como las ciudades de València, Elche y Alicante.

Las enfermedades tropicales desatendidas, desde la perspectiva de género

Las enfermedades tropicales desatendidas engloban una serie de dolencias como la lepra, el mal de Chagas, la úlcera de Buruli, la filariasis linfática, la leishmaniasis o el dengue, que de acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud afectan a una sexta parte de la población mundial. Se dan en contextos de extrema pobrezay, aunque se pueden curar o prevenir con un coste bajo, causan cada año la muerte o la discapacidad permanente a cientos de miles de personas como consecuencia de las dificultades de distribución del tratamiento a los colectivos afectados.

Además, casi todas las mujeres y niñasque viven en situación de pobreza en África, Asia o América Latina, padecen una o varias enfermedades tropicales desatendidasy

tienen mayor riesgo de sufrir pobreza y exclusión social como consecuencia de la brecha de género, de las discapacidades y del estigma. Y ello pese a que la erradicación de estas enfermedades forma parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, en vigor el 1 de enero de 2016

La muestra, formada por varios paneles, pretende concienciar sobre la necesidad de que la lucha contra las enfermedades desatendidas y sus consecuenciasincorpore medidas que fomenten la igualdad de géneroy faciliten el acceso de mujeres y niñas a la información y los servicios adecuados. Entre ellas: suprimir leyes y políticas que favorecen la discriminación, y acabar con prácticas sociales discriminatorias; eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas en la esfera pública y privada; redistribuir el trabajo doméstico entre mujeres y hombres, y de cuidados entre el hogar y el Estado; garantizar la participación de las mujeres, así como la igualdad en la toma de decisiones políticas y económicas; garantizar el acceso universal a la salud, la información, la educación y los servicios esenciales; asegurar la igualdad de derechos a los recursos económicos, a la propiedad de la tierra y otros bienes; e incluir a las mujeres en los procesos de diseño, ejecución y evaluación de los programas de salud y desarrollo de sus comunidades.

La exposición forma parte de un conjunto de iniciativas llevadas a cabo por Fontillespara sensibilizar sobre el olvido de las enfermedades tropicales desatendidas, que también incluye la web enfermedadesolvidadas.org, publicada el año pasado, y la edición de dos vídeos de concienciación, que se empezarán a difundir en septiembre.