El frío de los últimos días y la subida de la luz con la llegada de enero ha disparado la demanda de gas butano para estufas y calefacción. Tal es así que desde primeras horas de la mañana han llegado a agotarse hasta en el almacén de Dénia. Este año hay que sumar otro factor, el de la pandemia de coronavirus, que incide aún más en esa permanencia en casa y en la necesidad de tenerla caliente.

Es por ello que las gasolineras dianenses han colgado el cartel de «butano agotado» o «servicio no disponible». La desesperación por encontrar una simple bombona de butano es de tal forma que hasta algunos vecinos han preguntado a los propios camioneros de reparto en su ruta habitual sin encontrar suerte alguna, puesto que las bombonas que quedaban estaban «reservadas».

Desde una de las gasolineras han confirmado a los micrófonos de Montgoradio.com que durante la tarde del martes, 12 de enero, llegó el camión que les abastecía y que se agotó de forma inmediata, pero la situación preocupa puesto que este miércoles ni está el camión ni se le espera. Igualmente, nos han confirmado que se pretende, a lo largo de la semana, regularizar la situación para que haya suministro. Del mismo modo, han insistido en que no se reservará ninguna botella de gas butano puesto que todo el mundo está en estado de desesperación.