Ya lo dice la muletilla de la calle dianense: dar una patada y sacar a la luz importantes vestigios de los siglos XI y XII sobre todo. Esta vez en la rotonda que se construye frente a Pintor Lloréns y Joan Fuster en el lugar dónde a espaldas se construye la Plataforma en la que se situará la partida del futuro tranvía, han aparecido varias viviendas, muros y pavimentos bastante bien delimitados y conservados. De momento los trabajos quedarán paralizados mientras se profundiza en los hallazgos y se cataloga todo lo que está apareciendo. Entre tanto la Generalitat decidirá la implicación que se tenga en las obras del Tram.