Se veía venir. El choque frontal entre la Consellería de Territorio y el Ejecutivo dianense desde que chocaran las Normas Urbanísticas Transitorias ha devenido en la intención de dirimir el asunto en el juzgado, no importa que Generalitat y Equipo de Gobierno sean de la misma cuerda. Defiende la Concejala dianense que se trata del modelo de ciudad lo que está en juego y que la Administración Valenciana es consciente de ello.

Este jueves la Concejala María Josep Ripoll reunía a los miembros de la Comisión de Urbanismo para entregarles el borrador del Plan General Estructural ante los que manifestó la intención de presentar un recurso ante la inamovible postura de la Consellería que no atendió las sugerencias más destacadas que se le proponía por lo que el choque entre el Plan redactado y las Normas impuestas desde Valencia podrían hacer inviable la aprobación del Plan General Estructural algo que niega rotundamente la Concejala. Tampoco Ripoll considera que sea uno de los desencuentros más obvios el cambio que el Plan contempla de la edificabilidad de unos 200.000 metros cuadrados en un punto del Bosc de Diana a la zona de Madrigueres en zona que pasaría a declararse urbanizable cuando no lo es ya que según la Concejala, hay un informe de la Confederación que considera la zona del perímetro del Bosc de Diana como «inundable».

Mª Josep Ripoll asegura que el Plan Estructural, su borrador, será aprobado muy pronto tanto por tanto el Plenario como por Consellería a pesar de su consideración sobre las NUTS y que acabará con el informe ambiental  posterior visto bueno, porque tiene, según Ripoll, el mismo interés en que Dénia tenga ya definitivamente un Plan General.