El número de afiliados1 a la Seguridad Social en noviembre disminuyó en 943 personas, un descenso de un 1,76%, un comportamiento malo en dicho mes, pues desde 2015 no se había encontrado un mes de noviembre con cifras más bajas. Asumiendo así un cuarto mes de descenso de afiliados, encubriendo además los afectados por ERTE que debido a los rebrotes en la segunda ola de la pandemia han aumentado.

La serie desestacionalizada de afiliados también refleja un descenso de la afiliación en noviembre y la variación interanual se sitúa en un -2,95%, lo que supone en términos de personas, una caída de 1.600 afiliados a la Seguridad Social en los últimos 12 meses. La cifra total de afiliados se sitúa así en 52.679 personas. Y si comparamos con el mes de febrero, donde situamos el inicio de la crisis de la covid-19, tenemos una caída de 1.032 personas en estos nueve meses.

El Régimen General, donde cotizan la mayoría de empleados por cuenta ajena, perdió 863 afiliados y sumó un total de 33.221 contribuyentes, el 5,74% menos que un año antes y el 2,53% menos que en octubre de este año. La afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) -trabajadores por cuenta propia-, vuelve a aumentar este noviembre respecto al mismo mes del año anterior, +2,66% y se mantiene casi estable en tasa mensual (-0,22%), hasta lograr los 17.115 ocupados.

En cuanto al número de parados en la Marina Alta durante el mes de noviembre, se ha registrado un aumento de 593 personas, hasta alcanzar un total de 13.810 desempleados. Cuando comparamos con los noviembres de años anteriores resaltamos que es el peor dato relativo de la serie histórica de la última década. Este crecimiento hasta los 13.810 parados supone un aumento en términos interanuales de 2.881 personas en desempleo, +26,36%.

Los incrementos porcentuales en el último año están siendo más intensos en el caso de los hombres, prácticamente 1 punto porcentual por encima del aumento del paro en las mujeres, pero en ambos grupos de población, se registran aumentos del desempleo. Aunque el paro está creciendo más entre los hombres que entre las mujeres, seguimos manteniendo una situación en que el número de trabajadores en paro varones es inferior (6.099 parados, 44,16%) al de mujeres (7.711 parados, 55,84%).

Por sectores económicos, el desempleo ha bajado ligeramente en agricultura y construcción, alcanzando los 238 parados (-0,42%) y 1.574 parados (-0,13%) respectivamente. Como viene siendo habitual, el sector donde más aumentó el desempleo este pasado mes fue el de los servicios, con 577 parados más, hasta alcanzar los 10.651 desempleados (+5,73%).

Si desglosamos por sección de actividad, la hostelería, el gremio más perjudicado, alcanza los incrementos más altos de desempleo (+11,99%, 3.866 parados).

Por medio del cálculo de la tasa de paro en la Marina Alta, se observa un aumento de un punto porcentual respecto a octubre, alcanzando una tasa de paro estimada del 20,77%.

De nuevo, como en análisis anteriores del mercado laboral, se debe conocer la evolución del número total de ERTE, otro de los datos que son relevantes para evaluar la evolución del mercado de trabajo. El número de nuevos expedientes de regulación temporal de empleo en vigor que se conocen a fin de mes de noviembre en la Marina Alta es de aproximadamente 40, lo que supone un incremento de aproximadamente 160 trabajadores afectados (existen alrededor de 3.540 ERTE solicitados). Como es de esperar, el gran peso de las concesiones se mantiene en las actividades del sector servicios, concretamente en la actividad de restaurantes y puestos de comida (sobre el 16% con alrededor de 3.200 afiliados afectados), establecimientos de bebida (sobre el 7% y alrededor de 1.060 afiliados afectados), peluquerías y otros tratamientos de belleza (sobre un 4% con alrededor de 330 trabajadores afectados), mantenimiento y reparación de vehículos de motor (sobre el 3% y alrededor de 390 trabajadores afectados), entre otros.

En términos de contratos, como variable que nos informa sobre el dinamismo que el mercado de trabajo está manifestando, nos encontramos con que el mes de noviembre ha tenido una firma de contratos inferior claramente a noviembre del año pasado. Hablamos de una caída de la contratación indefinida de un 8,08%, mientras que en el caso de la contratación temporal la reducción respecto a noviembre de 2019 ha sido de un 24,17%. Cierto que en meses anteriores se ha llegado a alcanzar caídas porcentuales más pronunciadas, pero todavía estamos bastante lejos de hablar de un año “normal” en términos de contratación.

1 Los datos proporcionados por la Seguridad Social reflejan que, si el dato de afiliación de trabajadores es menor que cinco, no se indica el valor real, sino que se indica como <5 y por tanto no se contabilizan.