La provincia de Alicante es una de las pocas provincias españolas que está sin rebrotes por coronavirus en estos momentos. En la Comunitad Valenciana se han controlado los dos rebrotes detectados tras el estado de alarma, de Rafelbunyol y en Castellón, en una cena familiar con motivo de la festividad de San Juan.

Con todo, desde la Generalitat se apela a la responsabilidad ciudadana para continuar extremando las medidas de prevención, pese a que la presión asistencial se ha reducido hasta los niveles anteriores a la declaración del estado de alarma.

Destaca el Departamento de Dénia que sigue sin registrar contagios si bien hay registrados en la Comunitat 308 casos activos. De ellos, un total de 52 pacientes todavía requieren hospitalización y solo cinco se encuetran en la UCI. Se trata de la cifra más baja desde que se decretara el estado de alarma.

Desde el inicio de la pandemia se han registrado 11.630 casos positivos de Covid-19 confirmados por la prueba PCR. De acuerdo con las estadísticas oficiales difundidas por la Conselleria de Sanidad, han fallecido por coronavirus 1.475 personas.

Según los datos del Ministerio de Sanidad, la incidencia acumulada de los nuevos casos de Covid-19 por cada 100.000 habitantes detectados en los últimos catorce días se sitúa en el 2,96 por ciento,tres veces menos que la media del conjunto de España.

El mayor número de casos nuevos confirmados por pruebas PCR en las dos últimas semanas en la provincia alicantina tiene a la ciudad de Alicante con tres nuevos positivos en los últimos catorce días (al igual que Orihuela y Benidorm. Elche suma solo un nuevo caso. La misma cifra que municipios como Muro de Alcoy.