Rotos, los jugadores del CD Dénia recibieron el aplauso casi unánime de su afición por el esfuerzo al límite que pusieron para contener a un Jávea que perdió fuelle en los minutos finales frente a un Dénia que una vez más se quedó con 10 pasada la media hora de la primera mitad por la expulsión, una vez más de Guerreo. Este propinó un golpe en el área dianense y el juez de línea advirtió al colegiado quien le mostró la roja directa.  Desde luego el perjuicio para el equipo fue más que notable.

Todo comenzó con un juego de tú a tú hasta que en una jugada dentro del área javiense la resolvió Panucci dejando el 0-1 en el marcador. El partido lo disputaban dos equipos que sin duda son serios aspirantes para disputar la promoción. Tal vez los visitantes hacían suyo el control del centro del campo aunque era evidente también que había algo más que las condiciones normales de un derbi. Eso se traducía en duras entradas y en a veces un juego duro innecesario. Ex jugadores lógicamente super motivados con roces propios de la temperatura y las pulsaciones que conllevan y que al acabar el partido volvieron al cauce  de lo que fue y es una muy buena camaradería. En cuanto a las dudas defensivas sobre el Dénia, estas se disiparon con un partido perfecto sólo desestabilizado por el único fallo de marcajes que supuso el gol del empate en tiempo de prolongación de la primera mitad.

La segunda fue totalmente diferente. Mucho Jávea para aligerar el juego defensivo con un Panucci que se vació en extremo siendo clave a la hora de frenar las oleadas en tromba del rival a quien Villaescusa, su técnico, no cesaba de pedirles abrir el juego por banda, sobre todo por la de Mateo que hizo uno de sus mejores partidos con el Dénia. El marcador ofrecía dudas sobre el empate ante tanta diferencia. Pero sirvió esta circunstancia para ver otra cara en los dianenses, que hicieron con inferioridad, un partido perfecto que sorprendió por su aguante físico hasta la extenuación, mérito autor del empate. Ello confirma el resultado como justo. Es más, aún tuvo arrestos para dar algún problema a la defensa visitante en los minutos en los que el crono tocaba a su final.

El resultado deja a los dos equipos separados en lo alto de la clasificación por tan sólo un punto.