Todo lo que el CD Dénia no hizo bien para llegar con la promoción en el bolsillo antes de este “dramático” final, lo ha conseguido en dos partidos. Los últimos de liga en los que no hay que fallar. Se impuso en casa al Beniganim rival directo para el único puesto que quedaba, clasificados Adzeneta y Castellonense. Tenía a un sólo punto del objetivo al Alginet y no fue a buscarlo. Fue a ganar y así consiguió de nuevo jugar un Play Off.
Se presentó en el Guillermo Amor sin los dos centrales habituales: Keko y Cristian. En su lugar, Ferrán Monzó volvió a colocarse ahí y Gomis, comodin defensivo completó ese eje. Sin más cambios, con Alex en el lateral y apostando por Jordi que reapareció el pasado
domingo y se ganó el puesto de cobertura.
El partido se puso pronto franco tras señalar el colegiado un penalti que convirtió Panucci y Ribes parecía sentenciar marcando de falta sobre la bocina.
Pero de salida, los locales dejaron un relativo e inquietante 1-2. Claro que los dianenses, sabían lo que se jugaban y fueron a por más goles y Luis Domenech en un momento excelente de forme marcaba el que iba a ser definitivo 3-1antes de abandonar el campo por Renzo. Juan Carlos no quería opciones defensivas y sacó también a Paco por Jordi y a cinco del final a Alfi por Poveda. El ataque frenó en seco al Benidorm hasta que se paró el crono con Céspedes en el campo y también el partido con un saldo añadido de 0 tarjetas cuando hasta cuatro jugadores están a una de sanción.
Tres puntos que dejan al Dénia tercero a la espera de su rival, ya este fin de semana.