El Dénia cumplió el guión ganando con autoridad en casa de un Rafelcofer que cedió el dominio y la posesión a su rival en la primera mitad reaccionando con los cambios tardíos que Moratal introdujo en la segunda parte. En la primera, los dianenses se entregaron a la posesión con dos estiletes, César que hizo de Guerrero, demostrando su calidad y Panucci de quien huelga decir que además de su clase que atesora, es un luchador incansable y lee como nadie los partidos. La prueba es que marcó el cuarto gol de penalti, pero dió los  otros tres. El primero cediendo a Javi que disparó certero para hacer el 0 a 1. Un Javi que sigue siendo fundamental en el juego vertical de los suyos. De nuevo Panucci controló para César que hizo el 0-2 con el que acabó la primera mitad.

Los cambios locales dieron sus frutos y el Dénia sufrió el arreón local, deteniendo dos balones muy peligrosos, el hoy portero Chiri y recogiendo dos balones que fueron a los palos. Pero de nuevo en un ataque ventajoso Panucci presionó al portero local y sacó petróleo robando el balón y dejando a Javi que llegaba, el 0-3. De penalti, Panucci cerró su gran actuación marcando de penalti.

El único debe fue la lesión de Keko. Con este triunfo los dianenses suman 18 de los últimos 21 puntos y siguen en promoción.