Se temía y mucho la visita a Muro, no obstante, los mureros, no había cedido ningún punto en su casa.

Fue un partido jugado de poder a poder y muy limpio, con dos equipos que reclamaron jugar al fútbol y tener la pelota. Apostó Miñana por César dejando a Guerrero en el banquillo tras sus cuatro partidos de suspensión. Pero por muy poco tiempo porque a los pocos minutos de comenzado el encuentro, César se lesionó y salió el 9 que evidenció su desconexión este mes sin jugar. Apostó por Beibel, que se mostró más seguro y tensionado, desplazando a la banda a Javi. También jugó un Arthur que se mostró mas afianzado en defensa.

Lo mejor de los dianenses fue que se repusieron al gol que marcó primero el Muro en la mitad primera. No solía ocurrir. pero este Dénia jugaba al ataque, como también lo hacían los locales y esto lo aprovechó, cómo no, Panucci, a los tres minutos de la reanudación del encuentro. Luego hubo más ocasiones de gol para el Muro, sin que llegara el temido gol. Así el punto caía de parte de los dianenses en un campo en el que pocos sumarán, visto lo visto.

Cobra ventaja en cabeza el Castellonense que ganó en Alcudia 0-1 y el Beniganim alcanza a los dianenses ganando al Gandía 3-1. El Dénia sin embargo se mantiene segundo mientras esperará al Ollería en casa antes del descanso navideño.