El COVID19 obliga a aplazar las primeras comuniones y confirmaciones a los meses de septiembre y octubre.

Así lo ha hecho saber el arzobispado de Valencia en un comunicado: