María Ferrer es conocida en toda la Marina Alta, por ser una auténtica gladiadora en su lucha contra el Cáncer. Pero no sólo eso, si no por transmitir toda su energía, su positivismo y su lección de vida en cualquier medio que le de voz, especialmente en la redes sociales. Ahora se ha puesto a encargar productos, objetos, etc., cuya venta, de momento, 1000 euros, los ha donado a una de las más prestigiosas investigadoras en el mundo de la oncología: la Doctora Lluch. Sí, es una gota entre los miles de hectolitros que se necesitan para seguir investigando. Y si miramos atrás, hace un par de semanas investigadores salían a la calle para protestar por su precariedad en el trabajo y los recortes sufridos y por sufrir.

El cáncer de mama dicen las estadísticas que acabará afectando a tres de cada cuatro mujeres. Pero, no, por lo dicho, ni la Generealitat ni el Estado han prestado atención a esas protestas. Seguramente están más centrados en contar los más de 28.000 euros que se llevarán por cada diputado que obtengan en las próximas elecciones y los no sabemos cuantos por voto obtenido. Por lo que les reportará obtener un escaño en salarios, dietas  y demás.

Es tan lamentable como que cada vez nos bombardeen con aquello de que la prevención es la solución. ¿Prevención?. ?Desde cuando la Sanidad allana y acerca a la ciudadanía los métodos de prevención que considera caros y muy costosos?. ¿En qué quedamos?. Pues que en Educación, Sanidad y Pensiones, estas últimas con el agravante de que ya se han cobrado durante años impuestos y aportaciones, no está la prioridad que no provenga de un exceso de «boquilla».