La reunión mantenida entre el Consell y los representantes económicos de la Comunitat Valenciana han llegado a un consenso cuyo resultado se hará oficial este jueves.

Como era de esperar, la hostelería podrá abrir sus terrazas hasta las seis de la tarde mientras que se autorizará la práctica deportiva en instalaciones al aire libre si bien no se permitirá todavía las competiciones oficiales. Esto último no ha convencido al parecer a los mandatarios de las distintas federaciones como agravio comparativo con el deporte profesional. Las instalaciones como gimnasios o piscinas, seguirán cerradas. Estas medidas se prolongarán durante quince días para contrastar la efectividad de las mismas. El toque de queda no variaría y seguirá desde  las diez de la noche.

Por otro lado se contemplará la apertura perimetral de las ciudades que ahora se mantienen cerradas el fin de semana, aunque se sigue observando la presencia de personas de segunda residencia que se saltan el citado cierre. La Comunitat seguiría cerrada, con seguridad, según las palabras del President, durante la Semana Santa.