La sección deportiva del Club Náutico de Jávea ha organizado unas regatas virtuales con el fin de contribuir a que los regatistas y miembros de las flotas puedan seguir navegando de forma online mientras se prolongue el confinamiento por el decreto de estado de alarma.

El Club en aplicación de tal decreto y la orden de la Generalitat de suspensión de todos los eventos deportivos, tuvo que cancelar los entrenamientos, pero también las pruebas de la clase crucero que estaban previstas para este mes de marzo, como el trofeo Cabo San Anotnio que debía disputarse este sábado.

Unas pruebas que por el momento han quedado suspendidas a la espera de lo que suceda cuando se levante el confinamiento.

Mientras esto llega, desde la dirección deportiva pensaron en qué actividades se podían organizar para seguir esa orden, que obliga a quedarse en casa y compatibilizarlo con la pasión por la vela y el espíritu competitivo de todas las flotas y regatistas. “Pensamos en que podíamos organizar unas regatas virtuales”, ha señalado el director deportivo, Javier Momparler.

Así surgió la idea de, a través de la plataforma Virtual Regata, crear una copa que constará de tres trofeos clasificatorios y cuyo ganador recibirá su premio en la entrega de trofeos de la Semana de la Vela, que se celebra en el mes de agosto. Habrá tres regatas: 20 y 22 de marzo, 26 y 28 de marzo y 2-4 de abril y ya son 40 los regatistas virtuales.

Momparler ha explicado que el primero de los tres trofeos ya se ha disputado y el funcionamiento “es el mismo que si los participantes estuvieran en alta mar”, hay dos días de mangas clasificatorias con diez pruebas en total.

De todas esas jornadas los 18 mejores disputarán un trofeo de campeones del 9 al 10 de abril y de ahí saldrá el podium de ganadores que recibirá su premio durante la Semana de la Vela.

Entre las condiciones para participar en esta regata virtual están, ha destacado el director deportivo están “que requiere una organización especial, por eso hemos puesto que las inscripciones sean todos los días antes de las 17.30 horas lo que nos permite establecer los diferentes grupos antes del fin de semana”.  Y además “el día de la regata deben entrar con tiempo suficiente para tener la conexión lista para regatear”.

El juego, ha “ameniza las tardes” y es muy “exigente y riguroso con las reglas”; por ello, ha remarcado Momparler obliga “a entrenar con ahínco para poder estar en los puestos de arriba”. Y la primera experiencia, ha subrayado, “ha sido todo un éxito”, ya que “hemos recibido muy buenos comentarios por parte de todos los participantes”.