Ante el reciente anuncio de la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Dénia, por el que obliga a los clubes deportivos de la ciudad a pagar una tasa por la utilización de las instalaciones municipales durante competiciones oficiales, el Club Deportivo Paidos ha hecho una puntualizaciones a través del siguiente comunicado:

-El Club Deportivo Paidos Dénia, con sus 15 equipos de Fútbol Sala base y 10 conjuntos de baloncesto, posibilita que más de 350 niños y jóvenes de Dénia puedan practicar alguna actividad deportiva en nuestra ciudad. De hecho, la Generalitat Valenciana nos ha nombrado Centro Promotor de la actividad física y el deporte. Nuestro objetivo es básicamente la formación de jóvenes deportistas (por encima de cualquier resultado competitivo) para contribuir a su desarrollo personal, mejorando sus aptitudes y trabajando aspectos tan importantes como el esfuerzo, la tolerancia, el trabajo en equipo y el respeto.

-Este gran número de deportistas puede practicar deporte de forma regular gracias a su pertenencia a nuestro club. Todos ellos son de Denia y estudian en diferentes centros de nuestra ciudad, no sólo en Paidos. Concretamente pertenecen a los colegios Llebeig, Alfa y Omega, Carmelitas, Maristas y a los institutos Chabàs, Maria Ibars y Sorts de la Mar. Sin la existencia del CD Paidos Dénia todos ellos lo tendrían mucho mas complicado para entrenar y competir, ya que las escuelas deportivas municipales serían incapaces de absorver tal cantidad de equipos y responder a la totalidad de la demanda existente en nuestra localidad.

-Ademas, el CD Paidos Dénia participa con ocho de sus equipos en ligas federadas, por lo que representamos a Dénia (de lo cual nos sentimos muy orgullosos) por toda la geografía valenciana y hacemos una importante labor de promoción de nuestra ciudad.

-Como club que somos, disponemos de las pistas del colegio Paidos. En ellas entrenan habitualmente nuestros equipos y se disputan gran parte de los partidos oficiales de las diferentes ligas. Sin embargo, y durante todos estos años, cuando por razones climatológicas u otras circunstancias de fuerza mayor  se ha hecho imposible el uso de dichas instalaciones para partidos oficiales, hemos solicitado al Ayuntamiento el correspondiente permiso para la celebración de tales encuentros en un pista cubierta con las condiciones mínimas necesarias, evitando así perjuicios tanto a nuestros jugadores y árbitros como a los equipos (jugadores y familias de los mismos) que se desplazan desde muy lejos a nuestra ciudad.

Hasta el  momento nunca ha habido ningún problema en este tensido.  Todo lo contrario. La colaboración ha sido fluida y muy positiva. Y estamos agradecidos por ello.  Por eso no entendemos por qué ahora, sin mediar diálogo ni posibilidad de acuerdo al respecto, ha cambiado radicalmente esta posición y se nos exige este desembolso económico.

-Esta situación también se ha dado en sentido contrario: ante la existencia de problemas con las pistas de algún colegio o de las instalaciones municipales, nuestro club siempre ha puesto  a disposición del Ayuntamiento las pistas de Paidos para la disputa de partidos de la liga escolar entre otros equipos diferentes al nuestro. Y no hemos pedido ni cobrado cantidad alguna por ello.

-La tasa que ahora se nos exige  por el uso de las instalaciones municipales para los partidos oficiales supone un gasto no previsto y muy importante que repercutirá de forma ostensible en nuestra capacidad para seguir formando equipos y deportistas. No en vano, durante el pasado ejercico nuestro club tuvo que hacer frente a un desembolso económcio de más de 63.000 euros. Las ayudas municipales, que agradecemos y valoramos, no llegan a cubrir ni el 10% del total de gastos.

-Por si fuera poco, tras reiteradas solicitudes y comunicaciones con la Concejalía de Deportes, nuestros equipos federados todavía no pueden entrenar ningún día en el pabellón municipal de Joan Fuster (el único abierto tras la pasada DANA), como sí que hacen los equipos y jugadores de otros clubes también de Dénia y de las Escuelas Deportivas Municipales. De hecho, los chicos de nuestro Juvenil A, que necesitan obligatoriamente un pabellón para poder entrenar, han de desplazarse cada semana a Beniarbeig. Nos parece un hecho triste, tratándose de un equipo y de jugadores de Dénia, que representan a Dénia y que promocionan nuestra ciudad allá donde van; pero desde el Ayuntamiento no se nos ha ofrecido ninguna solución alternativa.

Por todo ello, desde el CD Paidos Dénia manifestamos:

En primer lugar, que espetamos y respetaremos siempre el cuplimiento de la ordenanza fiscal reguladora que establece la citada tasa. Es más, apoyamos la adopción de medidas para mejorar la gestión y, sobre todo, el mantenimiento periódico de los servicios e instalaciones municipales de los que todos los dianenses tenemos derecho a disfrutar.

Pero, al mismo tiempo, queremos dejar latente nuestro profunda decepción y malestar con la decisión unilateral y repentina tomada por la Concejalía de Deportes, con la que no ha habido posiblidad, hasta el momento, de llegar a ningún tipo de acuerdo ni de solución intermedia. Somos conscientes de la necesidad de mantener y renovar las instalaciones deportivas municipales. Pero consideramos que hay otras formas de hacerlo, sin necesidad de perjudiccar directamente a muchos deportistas de nuestra ciudad (más de 350 niños y jóvenes), que con este tipo de medidas pueden considerarse “de segunda”, en comparación con otros dianenses que, al igual que ellos, usarán dichas instalaciones para los partidos oficiales pero que, en cambio, no tendrán que pagar ninguna cantidad aparte por el simple hecho de competir con la camiseta de la escuelas deportivas municipales.

Consideramos, por tanto,  que existe un agravio comparativo entre el CD Paidos Dénia y  las Escuelas Deportivas Municipales y solicitamos que, al menos, se estudie nuestra situación particular para poder llegar a soluciones alternativas y de consenso. Estamos dispuestos a colaborar y  ayudar al Ayuntamiento a todo lo necesario por el bien de nuestra ciudad y de nuestros deportistas, que también son dianenses y merecen un trato igualitario con el resto.