Podríamos decir, que aunque ganó el Dénia, no fue uno de sus mejores partidos. En la primera mitad, el equipo que dirige Diego Miñana lograba marcar el primer gol de la mano de Luis, después empató el Cortesano, en su primer gol de liga. Primera parte sin sentido y físicamente mal.

Segunda parte, la clave, darle libertad a Javi por verticalidad gana el partido dando dos pases de gol cuando el partido acababa a Panucci 3 a 1.

Salió Cesar, media punta, pero sin físico y Panucci una isla delante. Keko lograba la segunda lesión

Por ello podemos decir que el Dénia sigue sin convencer con la amplia y buena plantilla que tiene.