Desfilaban algunos en el Diego Mena pensando y convencidos que habría reparto de puntos cuando en una falta sacada por Santafé, aparecía de nuevo Josep para marcar el tanto, único del partido que le daba al Dénia tres puntos y aire en la clasificación puesto que dos de sus rivales sumaban un punto y los otros dos, sendas derrotas.

De entrada la alineación de Esteban se antojaba certera aunque sin contar con Maxi sancionado y con el debút  de Prats bajo palos que no tuvo demasiado trabajo y el que tuvo lo resolvió bien.

Fue un partido de ida y vuelta en el que las defensas resultaron más «vistosas» que los ataques con un Kevin que cada vez que sale desde el banquillo revoluciona bastante la marcha del equipo. En tareas defensivas La Peña cada vez se va consolidando más y coordinado mejor con Ferrán. Fue sin duda uno de los más destacados. No hubo cambios sustanciales en el once que puso el míster sobre el terreno de juego pero con Juanito y Garrido de inicio. Si bien fue Jaime quien puso las ocasiones, las pocas que tuvo el partido. Eso sí, una frente al portero que acabó errando.

Del partido poco más se puede contar que no sea la mayor diferencia que se crea respecto al descenso y que debe asegurarse con el próximo partido que será de nuevo en casa frente al Rafelcofer.