Jugando como lo hizo el Dénia en Pedreguer en la primera mitad, va a ser un equipo, tal vez y seguramente, no campeón, pero va a dar más guerra que la temporada pasada si sigue jugando como lo hizo allí. Banda rápida, defensa segura, más transición por el medio campo y un Panucci suelto y desatado, esta vez con un hat trick (anglisimo al canto) y balón para casa.

De entrada la alineación invitaba a ese juego que se hizo patente a los 20 minutos con un golazo made by Josep, «afincado» en banda, la derecha con Ribes y su segunda juventud más allá de la defensa donde Peña volvió a sus orígenes laterales. Con Ferrán junto a Lucas, la defensa es otro cantar pero sin cantarle al balón y ya un medio centro en el que tanto Destéfano como Santafé acarician más el balón.

Fuera de toda euforia, pero en este concreto partido y con la soltura de Panucci y su ansias de gol, triste si no lo consigue y eufórico cuando lo hace, marcó dos antes del descanso. Cierto que el Pedreguer acusó alguna baja, pero este once que Esteban que ha subido de galones, puso sobre el campo, es muy superior a muchos de los equipos del grupo y esto quizá no lo esperábamos antes de confeccionar la plantilla debido a los ajustes presupuestarios. Pero se ha trabajado bien y el Director Deportivo ha hecho su trabajo.

Del partido, quizá sobró la segunda mitad, no por ser de dominio visitante, del gol, el tercero de Panucci y el del honor del Pedreguer, si no porque el 1 a 4 habla por sí solo. ¡Ah!, bajo palos no estuvo Maxi. Tampoco Fayé sobre el campo. Un algo más a tener en cuenta.

CLASIFICACION

Foto de KIKO