El domingo el CD Dénia ha de vivir su punto de inflexión en la liga. Así coincidieron nen manifestarse los capitanes del equipo Ribes y Panucci en montgoradio.com. El equipo está aún un poco lejos del ensamblaje necesario con la llegada de tantos fichajes nuevos. Además, deben poner más alma en el juego habida cuenta de que los tres últimos años, la plantilla era prácticamente la misma, y ese espíritu se palpaba tanto dentro como fuera del terreno de juego.
El Gandía siempre es un equipo complicado que además viene de ganar su pasado partido a domicilio. Pero ocupa la posición decimoquinta y por tanto no es un bagaje que deba preocupar a los dianenses más allá de que todos los rivales merecen respeto.
Han perdido los dianenses con el Monte Sión en su casa (1-0) y en Tavernes (2-1). El Castellonense se llevó un punto (1-1) y el Pego los tres (1-3).
Su plantilla no es una plantilla más que para luchar por la permanencia y su único fichaje de nombre ha sido el joven Sofian hecho en la División Juvenil de Honor, chaval de envergadura que juega de delantero.
El Dénia sigue justo de centrales con los problemas que se vuelven a dar en Keko y aunque Ribes ha comenzado a correr mo será de la partida al menos inicial. Queda por ver la recuperación de Jordi a quien el equipo ha necesitado sobre el campo.