El CD Dénia sigue perdido en un espacio incomprensible y agrava su situación con la derrota en Gandía por un gol que llegó al filo de los 90 minutos una vez más. Incapaz de ver puerta, de nada sirve la estadística que le dió también como siempre, mayor posesión de balón, 16 disparos a puerta por 9 su rival y 8 saques de esquina.

Juan Carlos apostó por una nueva disposición táctica metiendo a Paco ene el lateral izquierdo y dejando a Cristian en el banquillo con Ferrán Monzó y Keko como centrales y Gomis en el lateral derecho. Este por poco tiempo porque volvió a lesionarse y dejó su puesto a Ribes. En el 86, ya se vio que lo mejor era mantener la puerta a cero sacando un tercer central. Un minuto después llegaba sin embargo el gol local. Tocado Jordi salió Alfi al que tampoco se le vio despertando más dudas si cabe aunque jugara 10 minutos. Tampoco resolvió nada Cesar que regresó al equipo en el ecuador de la segunda parte.

Esta derrota no sólo saca al Dénia de puestos de play off puesto que ganaron todos los de arriba, por lo que se queda a tres puntos del tercero, sino que deja una sensación impotente y muy pesimista de cara al objetivo del ascenso. Y lo que es aún peor, muchas dudas sobre la supuesta calidad de muchos de sus jugadores.