Finalmente y a pesar de las protestas por un error arbitral que no fue corregido durante el partido entre Gata y Calpe. Este último se proclama campeón de la lucha por el título. Los hechos se remontan a aquel partido que fue impugnado a posteriori cuando el colegiado tras expulsar a un jugador calpino no reparó en que volvieron a jugar con once pese a la expulsión. El equipo gatero siguió jugando y realizó después la protesta lo que con victoria calpina el comité de competición considera que el partido se jugó y por tanto hace valer los puntos que le dan el triunfo a los de Ifach.

Pego y Oliva disputarán la Final de Copa