El BOE de este domingo publica las novedades que el Gobierno ha dispuesto sobre todo para la Fase I de su Plan de Desescalada.

Lo más llamativo es que se va a permitir desde el 11 de Mayo las reuniones entre un máximo de 10 personas, familiares o amigos, no precisamente y obligatoriamente que residan en la misma vivienda. En otro artículo de esta misma web, explicamos el cambio en la ocupación de las terrazas de los bares que pasa del 30 al 50%.

El día 11 viene en su permisividad a relacionarse con los territorios con buena evolución de la epidemia. Con la fase 1 llega la posibilidad de reencontrarse con familia o amigos, pero sin que estén presentes personas vulnerables, con síntomas de padecer coronavirus o los que se encuentren en cuarentena por haber estado en contacto con un enfermo.

Estos encuentros podrán producirse en un bar o un restaurante.

Los mercados al aire libre tendrán un aforo de un 25%. Las celebraciones religiosas se podrán realizar con un máximo del 30% de ocupación.

Cada fase durará un mínimo de 14 días, que es el periodo de incubación máximo del virus. Para determinar si una zona puede pasar a la siguiente fase, el Gobierno evaluará la situación con la comunidad autónoma a la que pertenece

Desde el lunes 4 de mayo podrán levantar la persiana los locales comerciales de menos de 400 metros cuadrados con cita previa para la atención individual de los clientes, de forma que cada trabajador pueda atender a un único usuario. Los negocios deberán tener también un horario preferente para los mayores de 65 años, que debería coincidir con las franjas horarias en las que pueden salir a pasear, es decir, entre las 10.00 y las 12.00 y de las 19.00 a las 20.00.

 Los locales comerciales que abran al público para la recogida de pedidos o para atender con cita previa deberán contar con mostrador, mampara o, cuando esto no sea posible, garantizar el máximo de protección.

Los comercios que retomen la actividad deberán ser higienizados dos veces al día, una al acabar la jornada y los clientes no podrán usar los aseos, salvo en casos imprescindibles. Las tiendas que tengan probador deberán higienizarlos tras cada uso por parte de un cliente. Las compras tendrán que hacerse dentro del municipio de residencia, salvo en las localidades pequeñas donde no se encuentre el producto necesario.

El Gobierno no descarta que en la fase 1 se incremente el uso del coche. En vehículos de hasta nueve plazas se podrán ocupar todas, siempre que todos los viajeros residan en el mismo domicilio. Si no es así, solo podrán usar dos asientos por fila y estarán obligados a llevar mascarilla. En cuanto al transporte público, se recomienda respetar la máxima distancia entre viajeros y siempre dejar vacía la fila posterior al asiento del conductor.