Desde la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de El Verger, se ha apostado por una acción artística performativa urbana a manos de la artista Vero McClain, con motivo del Dia Internacional de la Violencia de Género, y que ha tenido mucha repercusión en las redes sociales. Tal es así, que se ha hecho eco hasta en los medios nacionales.

La iniciativa consiste en la instalación de unos carteles con piropos hacia los hombres, es decir, estos piropos simulan que están lanzados por las mujeres. Con esta iniciativa, el consistorio de El Verger pretendía demostrar que los piropos son de muy mal gusto y cumple con su objetivo de retratar lo incómodos que son.

Los carteles no duraron ni 48 horas porque una mujer, Vanessa Waylett, los quito. Ahora, el Concejal de Cultura Miguel Pou ha hecho público a través de las redes sociales que no tomará medidas legales al respecto, puesto que ella ha ejercido su libertad de expresión dentro de un marco artístico. De este modo, el concejal ha agradecido, que no rompiera los carteles, porque se podrán reutilizar en una exposición.