La Consellera de Justícia, Administración, Reformas Democráticas y Libertades Públicas, Gabriela Bravo, ha rendido homenaje a las cuatro víctimas denieras en los campos de concentración nazi durante la Segunda Guerra Mundial, junto con el Ayuntamiento de Dénia.

Con el lema “Memoria, justicia y derecho”, dentro del proyecto “Construint Memòria”, la Generalitat Valenciana ha fabricado 627 baldosas con los nombres de los valencianos que fueron víctimas de los campos de concentración durante la Alemania nazi, unos ladrillos que ya han empezado a distribuirse por los pueblos y ciudades de origen de estos valencianos y que ya han llegado a Dénia. La Consellera ha hecho entrega de las cuatro baldosas a los familiares de Asensio Vives Rosellí, Jaime Crespo Vengut, Vicente Pérez Bolufer y José Ramis Grimalt.

El objetico de esta iniciativa es, en palabras de Bravo, “conmemorar a quienes lucharon por los principios democráticos en la Guerra Civil, en la Francia ocupada y en los campos de concentración”, así como “reforzar la democracia y un futuro de concordia, convivencia y paz”.