Las concejalas de Políticas Inclusivas y Educación y Juventud, Cristina Morera y Melani Ivars, han presentado esta mañana el proyecto de creación del Consejo de Infancia y Adolescencia que pondrá en marcha el Ayuntamiento de Dénia en los próximos meses.

Esta iniciativa contemplada en el programa de gobierno del actual ejecutivo local estará gestionado desde la concejalía de Igualdad y Políticas Inclusivas, y contará con la participación del resto de concejalías del consistorio, especialmente con las concejalías de Educación y Juventud.


Según ha explicado la concejala, Cristina Morera, “uno de los principales puntos del programa de gobierno es la creación de este Consejo como paso previo a la creación de un Plan Municipal de Infancia y Adolescencia, metiendo a los más pequeños en el centro de nuestras políticas, puesto que ellos, como muchas veces hemos dicho, no solo son el futuro, sino también son nuestro presente”.


El Consejo Local de la Infancia y Adolescencia es un órgano de representación municipal y educativo donde se intenta acercar y hacer partícipes a los niños y niñas en la vida pública de nuestra ciudad. Sus componentes son escogidos democráticamente por los propios escolares, y se reúnen periódicamente para dialogar, y diseñar ideas y propuestas con el objetivo de mejorar su ciudad.

La idea básica de este Consejo es el reconocimiento de la importancia de las niñas y niños como ciudadanos y posibilitar y garantizar su participación en la vida y las decisiones de cambio del municipio, dándoles un papel protagonista en su transformación.

Los objetivos generales del Consejo son aprender a escuchar y comprender a los menores en toda su diversidad y principalmente permitir a los niños y niñas participar activamente en los cambios de la ciudad; fomentar la adquisición y práctica de valores cívicos y éticos, competencias propias y necesarias dentro de una sociedad democrática; formar ciudadanos activos, participativos e implicados en la vida pública; dotar al jóvenes de recursos para desarrollar actitudes de respeto, cooperación, justicia, tolerancia y habilidades de escucha, empatía, expresión de los sentimientos; posibilitar y garantizar la participación de los niños y niñas en la vida y las decisiones del municipio y poder llevar propuestas, trabajarlas, consensuarlas y presentarlas en el equipo de gobierno y a la ciudadanía en general; aprender a hablar, a escuchar a discutir ideas y soluciones, a fomentar y desarrollar valores como la tolerancia y la solidaridad y ofrecer a los responsables políticos y técnicos municipales la oportunidad de confrontar sus puntos de vista con el pensamiento infantil.

Cristina Morera ha destacado que “en el Consejo no solo aprenden los más pequeños sino también los mayores puesto que podremos observar las necesidades de los niños y niñas coinciden con las de la mayor parte de los ciudadanos, sobre todo con los más débiles. Los mayores tenemos que bajar la mirada a la altura de los pequeños y ver como una ciudad adecuada para ellos es una ciudad adecuada para todas y todos. Además creemos que es un ejercicio de transparencia de cara a los más pequeños y que es necesario acercar la actividad política a todos los ciudadanos, incluidos los niños”.
Por el que respeta la concejalía de Educación hay que señalar que el Consejo estará formado por ‘consejeros’ que pertenecen a los cursos de 5.º y 6.º de primaria y 1.º de la ESO de cada centro que serán escogidos por los propios alumnos. Se reunirán mensualmente para trabajar habilidades de comunicación y relación así como los temas municipales que los afectan. El mandato es de 3 años, donde cada año irá cambiando 1/3 de los consejeros, y al final de cada curso se hará una reunión en el Salón de plenos con el equipo de gobierno, donde los consejeros darán a conocer y debatirán de forma directa con los regidores correspondientes, todas sus propuestas a realizar sobre las políticas municipales que hayan trabajado.

Este nuevo órgano es básico para la creación del Pla Local de Infancia y Adolescencia, y permitirá en el Ayuntamiento acceder a diferentes subvenciones de la Dirección General de Infancia y Adolescencia, y poder formar parte del Consejo Autonómico de Infancia y Adolescencia de la Comunidad Valenciana, colaborar con la Dirección General en la elaboración de la legislación y estrategias referidas a los más pequeños, e incluido se podrá optar a conseguir el Sello de Ciudad Amiga de la Infancia que otorga UNICEF.

En el mes de septiembre se convocará el Consejo Escolar Municipal para hacer partícipes del proyecto a todos los colegios de Dénia, la Xara y Jesús Pobre.